VISITAS

 

 

 

 

 

 

 

 

 

LAS SOMBRAS

DE

GRACE KELLY

foxyform

                          

 

Grace Kelly ya era una princesa en Hollywood, antes de convertirse en princesa de Mónaco. Y aquel nuevo título sólo ahondó el misterio de una princesa de cuento de hadas. La exposición Les années Grace Kelly, comisariada por Frédéric Mitterrand para el Grimaldi Forum de Mónaco, permite explorar páginas mal conocidas de su peripecia, en la que no siempre es fácil discernir la frontera entre el personaje y su historia. Cuando Grace Kelly conoció a Rainiero, en 1955, ya había rodado en Atrapa a un ladrón, junto a Cary Grant, dirigida por Alfred Hitchcock, por los mismos parajes donde veintisiete años después se despeñaría el automóvil en el que viajaba. Era hija de un empresario afortunado, deportista que ganó medallas de oro en remo, de origen alemán por parte materna, gran modelo, la joven Grace, incapaz de estudiar matemáticas, se instaló en Nueva York en una residencia para jóvenes católicas para comenzar su carrera como modelo. Soñaba con ser una gran actriz de teatro, pero su formación deportiva y su fotogenia cambiarían sus proyectos. Grace Kelly pasó de ser una joven provinciana acomodada a una estrella de Hollywood en apenas cuatro años, entre sus estudios fué en la respetable American Academy of Dramática Art de Nueva York, Su primer gran papel fué en Solo ante el peligro. Las imágenes y campañas publicitarias anteriores a Hollywood reflejan siempre su figura como la de una belleza apolínea, deportiva, de una gracia etérea. que Hitchcock fue el primero en comprender en toda su insondable fuerza mítica: la de un ser frío, angelical, hermoso cuya belleza -gélida, distante- oculta tormentosas pasiones. Es muy posible que el sha de Persia se dejase atraer por ese personaje, aéreo y carnal. Algunos biógrafos han seguido el rastro de fabulosos regalos y joyas, que la joven Grace aceptaba del Sha, el monarca siempre la quiso como su consorte mucho antes de ser famosa en el Nueva York de la posguerra. Parece plausible que Ray Milland estuvo seducido por su compañera de rodaje en Crimen perfecto: y esa historia secreta tiene mucho de turbulento cuento pasional. Fue Hitchcock quien explicó por vez primera uno de los misterios de esa atracción fatal:

-"Una escena de amor debe filmarse como un crimen. Y un crimen debe filmarse como una escena de amor"-

 Esa turbadora relación entre el sacrificio amoroso, la pasión y el descarrío criminal está muy presente en sus trabajos con la actriz.. Las relaciones entre Cary Grant y Grace Kelly en Atrapa a un ladrón, tienen esa misma ambigüedad turbadora. Y la belleza en apariencia fría habla de su condición de ser frágil, ser de ilusión, perdido en un mundo implacable, como ocurre en Mogambo, donde Ava Gardner eclipsa hasta al mismísimo Gable, encarnando la turbulencia de las pasiones, dejando a un lado a una Grace Kelly heroína cuya pasión esta cerca del sacrificio.

 

 

 

 

 

Ya princesa de Mónaco, Grace Kelly, llegaba a su reino arrastrando las luces y sombras de una inmortalidad ganada en los estudios fotográficos de Nueva York y Hollywood, retratada por los más grandes maestros, Irving Penn, Richard Avedon, Jacques-Henri Lartigue, Cecil Beaton, Tony Armstrong-Jones, Howell Conant, Mark Shaz y el maestro Erwin Blumenfeld que descubrían en Grace unos encantos que sus fotografías nos ayudan a comprender. En verdad, el glamour y las historias principescas fueron un añadido mas. Sus tres películas con Hitchcock -Crimen perfecto, La ventana indiscreta y Atrapa a un ladrón-- dicen lo esencial: la princesa puede precipitar abismos de locura y pasión, deténganse en estas tres interpretaciones, porque promete la ilusión de una vida feliz.... Pero en Hollywood lo decían de otra manera:

-" Los hombres sueñan con pasar una noche con Marilyn. Pero sueñan con pasar toda una vida con Grace Kelly"-.

 La exposición «Les années Grace Kelly», comisariada por Frédéric Mitterrand para el Grimaldi Forum de Mónaco, permite explorar páginas mal conocidas de su peripecia, en la que no siempre es fácil discernir la frontera entre las leyendas, la historia, el personaje y su gloria. Su gran papel con Gary Cooper, en «Solo ante el peligro», dio mucho que hablar y fue cierto el «romance» que le atribuyeron con Cooper....Las comadres de Hollywood lo llevaron a primera plana... Todas las imágenes y campañas publicitarias de solo ante el peligro reflejan en los ojos de Grace la atracción que ambos actores sentían y Hitchcock fue el primero en verlo con la claridad suficiente, pues pasó muchas jornadas en el rodaje del film. El maestro del suspense adivinó que detrás de aquella cara angelical, se encontraba una mujer manipuladora y atraerse con facilidad al bello Gary Cooper, fué una de sus primeras aventuras vividas a fondo con el mujeriego actor, creó el primer peldaño de muchas otras historias que viviría la futura Princesa de Mónaco.

Desde el primer momento Rainiero se propuso que Mónaco no sólo fuera una ruleta. Con su instinto comercial, logró convertirlo en un lugar turístico y en un centro de inversiones. Para ello se alió con Onassis. Gracias a éste afluyeron las grandes fortunas que transformaron Montecarlo en un paraíso económico de primer orden... Pero quiero remontarme muchos años atrás y pasar las hojas de un libro con mucho moho, como es el origen de los Grimaldi:

El príncipe Rainiero, al igual que la mayoría de los soberanos de las 10 monarquías europeas, había decidido mantenerse en el trono de su pequeño país hasta la muerte. No porque no pudiera abdicar, sino porque a ningún rey le gusta hacerlo. En 100 años, sólo lo han hecho la reina Juliana de los Países Bajos y el Gran Duque Juan de Luxemburgo. La vida de Raniero III de Mónaco ha estado llena de sombras, su esposa la princesa Grace y los escándalos que proyectaron sus tres hijos por sus conductas, todo ello le persiguió hasta la muerte. Sólo tenía 26 años cuando el fallecimiento de su abuelo, Luís II, el 9 de mayo de 1942, ello le convertía en el soberano de un pequeño y rico paraíso fiscal cuyo único atractivo era por entonces el casino y sus ruletas.  Rainiero era hijo de una lavandera, Juliette Louvet, una mujer casada que abandonó a su marido, el fotógrafo Achille Delmaet, para unir su vida a Luis Honoré Grimaldi, hijo del príncipe Alberto y bisabuelo de Raniero. Las relaciones entre el soberano y su heredero nunca fueron buenas hasta el extremo de que Luis decidió abandonar el reino para alistarse en la Legión Extranjera. A su paso por París conoce, en un club de Montmartre, a la joven lavandera que decidió acompañarle, como amante, a Argelia. De aquellos amores nació, el 30 de septiembre de 1898, una niña a la que llamarían Carlota .. La repentina muerte del soberano monegasco obligó a su heredero a regresar al Principado para ocupar el trono dejado por su padre. Y se acordó de aquella niña que había nacido en Argelia. Decidió reconocerla como hija legítima y princesa heredera. Cuando la joven tuvo edad de casar, Luis II le buscó un marido adecuado a su rango en la persona de Pedro de Polignac, a quien el día de la boda, en 1920, le obligó a cambiar su apellido por el de Grimaldi para asegurar la continuidad dinástica. De este matrimonio nacieron una niña, Antoinette, y el 31 de mayo de 1923, un varón, Raniero. El 2 de junio de 1944, que por renuncia de su abuelo, se convertiría en el soberano de Mónaco... Un dato curioso: de la lavandera jamás se supo. El príncipe Rainiero continuaba soltero. Con alguna que otra experiencia sentimental como la vivida con la actriz francesa Gisèle Pascal, con la que estuvo a punto de contraer matrimonio. Al parecer, la imposibilidad de ésta de darle un heredero dio al traste con el matrimonio. Hasta que apareció en su vida Grace Kelly, que asistía como estrella invitada al Festival Cinematográfico de Cannes, la existencia de Rainiero era solitaria y triste. Ocupado sobre todo en el cuidado del parque que rodea su palacio y en los animales de su zoológico personal. Grace en una visita a Montecarlo para conocer la ciudad y a ser posible al soberano, le abrieron a la actriz las puertas de palacio. Fue el 6 de mayo de 1955.

 

 

 

ANTE LOS OJOS DEL MUNDO, ERA UN CUENTO DE HADAS... PERO, ¿EN REALIDAD LO FUÉ?.

 

En diciembre de ese año, Rainiero viajó a los Estados Unidos y conoció a la familia de Grace Kelly.  Algunos biógrafos han señalado que el padre de la actriz entregó al príncipe de Mónaco, como dote de su hija, dos millones de dólares; con esto han querido sugerir que el matrimonio se concertó como una transacción de negocios, ya que el principado estaba en pésima situación económica. ¿Por qué renunció Grace a su exitosa carrera artística para ser princesa de Mónaco? Un conocido productor de Hollywood opinó: "Grace fue una importante actriz, pero no en la línea de Garbo,  Monroe o Bette Ella estuvo en la lista de las estrellas A+, pero no era A+ en la taquilla". Sin embargo, en 1979 Grace dio su explicación:

-"Yo no era feliz en mi vida personal "-.

Un año después se convertía en su esposa y en princesa gracias a la intervención y mediación del padre Tucker, un sacerdote americano capellán del príncipe. El 1 de enero de 1956, el palacio hacía público el compromiso matrimonial fijándose la fecha de la boda para el 19 de abril de ese año. También quedaban prohibidas las proyecciones en los cines de la capital monegasca de todas las películas de Grace Kelly. Fue una boda de cine, en todos los aspectos. Se casaba la famosa estrella de Hollywood y entre los invitados, los más conocidos artistas: desde Cary Grant a Frank Sinatra; de David Niven a Alfred Hitchcock. Hasta el traje de novia, el más bello que ha podido llevar ninguna mujer el día de su boda, fue confeccionado por la modista de la Metro Goldwyn Mayer. Pero ni una familia real, salvo el ex rey, Faruk de Egipto, estuvieron presentes aquel día en Montecarlo. Las monarquías de entonces, no aceptaban, que uno de los suyos, aunque fuera soberano de un país tan pequeño y poco importante, se casara con una estrella de cine. Aunque lo hiciera con Grace Kelly, que incluso había ganado un Oscar en 1954. Aquella ausencia produjo dolor, tanto a Rainiero como a Grace. No encontraron explicación. Pero no sé si porque era una gran dama, o porque se propuso dar en la cara a aquéllos que habían boicoteado su boda, la princesa Grace desde ese mismo momento intentó ser la soberana más admirada de todas las monarquías.

 

 

 

LAS SOMBRAS

 

Su en el mundillo del cine era de destroza-matrimonios. Antes de casarse con Rainiero, Kelly ejerció de devora-hombres en Hollywood, especialmente hombres casados. Eso afirmaba Wendy Leigh, en su biografía: ""La verdadera Grace. Vida y tiempos de una princesa americana"". A ella la atribuye el divorcio de Ray Milland de su esposa Muriel, tras acostarse con ella durante el rodaje de Crimen Perfecto. Su esposa obtuvo el apoyo de Hollywood y Grace empezó a notar que muchas mujeres la trataban como apestada. Tuvo que convocar una rueda de prensa para pedir perdón públicamente:

- «He hecho una cosa abominable, me he enamorado de un hombre casado. Estoy desesperada y no volveré a hacer nada igual»-

 

 

 

Su 'affaire' con Clark Gable....

 

Grace aceptó rodar Mogambo por tres razones: John Ford, Clark Gable y un viaje con gastos pagados por África. Pues bien, se olvidaba de que también trabajaba Ava Gardner. La rubia actriz quiso desde el minuto uno seducir a Gable, sentía preferencia por los hombres que le sacaban 20 años, pero Gable, que según dicen, iba detrás de Ava Gardner. Tras los rechazos del animal más bello del mundo se consoló con Kelly... y luego la dejó plantada cuanto volvieron a la civilización. Lo que pasó en la selva se quedó en la selva. No sabemos si Grace Kelly fue muy estudiosa, pero Wendy Leigh le atribuye una curiosa anécdota estudiantil. Su profesor de Arte Dramático en Nueva York fue Don Richardson. Él la invitó a su casa, fue a la cocina a preparar café y cuando volvió ella estaba completamente desnuda. Don diría después:

- «Parecía un tanque del general Patton: fría como el acero».

Cuando su madre supo que salía con Don, otro hombre casado, se lo contó a su hijo, que se presentó con tres amigos atletas en casa del amante.

Antes de casarse con Rainero, Grace Kelly tuvo que someterse a un examen médico para demostrar que era fértil y podía engendrar un heredero al trono. La actriz pasó el análisis sin problema pero los facultativos se dieron cuenta de un pequeño detalle... Grace no era virgen. Ella y su familia adujeron que todo era fruto de un accidente de equitación. Una mentira que el principado la dio por buena.

 

 

CON SU MAESTRO, AMIGO Y ENAMORADO ALFRED HITCHCOCK.

 

 

 

La imagen de un Rainiero destrozado por la muerte de Kelly hizo pensar al mundo en un matrimonio idílico pero el certificado de matrimonio no acabó con las conquistas de Kelly. Al parecer, la actriz mantuvo una relación extramatrimonial con David Niven hasta el final de sus días. De hecho es famosa una anécdota en la que Rainiero le preguntó al británico quién fue su mejor amante. Él respondió: Grace. Y rectificó rápidamente: Gracie Fields, otra actriz. El 14 de septiembre de 1982, su Alteza Serenísima la Princesa de Mónaco circulaba junto a su hija menor Estefanía, de 17 años, por una de las carreteras del Principado. Una traicionera curva causaría el fatal desenlace. El automóvil perdió el control precipitándose por un terraplén e incendiándose a continuación. La princesa sufrió graves heridas. Ese mismo día a las 16.30 una hemorragia cerebral acabaría con su vida, tras padecer grandes dolores. Mientras, la princesa Estefanía, ingresada en el hospital, sufría tan sólo leves contusiones si bien se hallaba presa de un gran shock traumático. El principado la protegió del acoso de los periodistas. ¿Por qué?, porque en el mundo los comentarios se amontonaban, se decía que le princesa iba alcoholizada, no era feliz y su vida en Palacio era un sufrimiento....Un halo de misterio cubre el suceso. La carretera es efectivamente tortuosa y la curva traicionera, pero esa condición de sobra conocida la hacen inofensiva. El trayecto es rutinario para Grace dado que lo recorre casi a diario. El automóvil, un Rover, debía ir a mucha velocidad. El conductor perdió el control al verse obligado a dar un volantazo con la intención de evitar la caída accediendo a un estrecho camino a su izquierda. La aceleración impidió el frenazo. Varias dudas existen sobre los investigadores del accidente: el labrador que auxilió a las accidentadas en primera instancia declaró que era Estefanía, menor de edad, quien conducía. Pero un gendarme que asistió a las princesas poco después del suceso asegura que era Grace quien pilotaba el vehículo y que la afirmación del labriego se debía a que las vueltas provocadas durante la caída habían desplazado a las pasajeras. Su Alteza Grace de Mónaco había muerto. La que fuera aclamada actriz hollywodiense, Grace Kelly, que decidió abandonar la meca del cine para convertirse en princesa, nos dejaba de nuevo, esta vez definitivamente. La verdad jamás se supo. El misterio estaba servido. Nacía toda una leyenda que aún deja correr ríos de tinta.

 

Cuando se graduó en la American Academy, en 1949, Grace se quedó en New York y acudió a muchas audiciones en Broadway sin conseguir trabajo. Comenzó a aparecer en programas de televisión en vivo. En ese tiempo tuvo un affair con Claude Philippe, un seductor manager del hotel Waldorf-Astoria. También sucumbió al encanto del príncipe Aly Khan, quien más tarde se casaría con la actriz Rita Hayworth. El famoso playboy le regaló un brazalete de esmeraldas....Según la leyenda, hacía el mismo obsequio a todas las mujeres después de pasar la primera noche de amor con ellas. En 1950, Grace actuó en el filme Fourteen Hours. Participando en una obra teatral conoció a Gene Lyons, un actor 10 años mayor que ella, con quien tuvo una larga relación. En 1952, fue escogida para actuar en el clásico del oeste High Noon, protagonizado por Gary Cooper y dirigido por Fred Zinnemann. Según se ha dicho, durante las cuatro semanas del rodaje la joven de 22 años vivió un affair con el actor, quien ya tenía 50. La actriz Patricia Neal, quien por entonces era muy amiga de Cooper, fue a visitarlo durante la filmación y él le comentó que Grace tenía algo con Zinnemann; pero años más tarde, Patricia le aseguró a la biógrafa Wendy Leigh:

- "¡Por supuesto que era Gary quien estaba teniendo un romance con ella!"-

La siguiente película de Grace fue Mogambo, como he mencionado anteriormente, pero algunos periódicos comentaron que la relación entre el ídolo de Hollywood y la joven estrella fué platónica... otros no opinan lo mismo. Grace regresó deprimida a los Estados Unidos, y no tardó en consolarse en los brazos del actor francés, 20 años mayor que ella, Jean-Pierre Aumont, hombre muy atractivo donde los haya, con quien hizo para la televisión The Way of an Eagle.

 

En Crimen Perfecto, Grace fue dirigida por primera vez por Alfred Hitchcock, quien hablaría de su "elegancia sexual" y de su combinación de "hielo y fuego". Durante ese rodaje empezó otra relación con Ray Milland, 24 años mayor que ella y con fama de seductor de actrices jóvenes. Los rumores llegaron a la prensa y la reputación de Grace se vio en problemas. Algunos la consideraron una "rompe-matrimonios", ya que Milland llevaba más de 20 años casado con Murial Weber, quien era muy querida en Hollywood. El asunto dio mucho que hablar, pero finalmente las aguas regresaron a su nivel, en parte, al parecer, gracias a los contactos que el padre de la actriz, influyente político, tenía en la prensa. La opinión de muchos en aquellos años era que Grace era muy educada, vestía con exquisitez y parecía fría y distante, pero que debajo del iceberg había una mujer ardiente y apasionada. Sus impecables guantes blancos, todo un símbolo de distinción, se convirtieron en su sello personal. Si Grace se sintió atraída por James Stewart, su compañero en La ventana indiscreta, supo disimularlo bien. Entre otras cosas, porque la esposa de Stewart era íntima de la de Ray Milland. Años después, al recordar las escenas románticas que filmó con Grace, el actor reconoció el gran atractivo de ella:

- "Yo podía estar casado, pero no muerto" -

 

En enero de 1954, Grace filmó Los Puentes de Toko-Ri con William Holden, de 36 años y también casado, con el que tuvo mucho que ver. A continuación, rodó The Country Girl con Bing Crosby, película por la que ganó el Oscar a la Mejor Actriz. Crosby acababa de enviudar y era 26 años mayor que ella.  Grace podría haber tenido un romance con su compañero sin necesidad de ocultarse, pero según se contaba el actor finalmente prefirió casarse con otra actriz, con quien mantenía una larga relación. Grace era una mujer que necesitaba ser amada, admirada y recibir consuelo. Según le contó Tony Curtis a la biógrafa Wendy Leigh:

- "Ella era muy caliente"-

Grace conoció a Oleg Cassini, un conde y diseñador de modas de origen ruso, con el que tuvo un romance. Se afirma que incluso llegaron a comprometerse en secreto, pero la familia Kelly se opusieron al matrimonio y Grace desistió de la idea. Más adelante, según el libro de Spada, la actriz tuvo un breve romance con el actor británico David Niven, de 44 años y amigo personal del príncipe Rainiero. Grace Kelly proyectaba hacia el público una imagen de distante belleza, era una mujer elegante, poseía un estilo y clase que ninguno de sus descendientes heredó, pero cuando brilló en el cine, arrastraba una azarosa vida sentimental, que la dió fama de incorregible seductora. Conquistaba sin dificultad, uno tras otro, a los galanes más renombrados de Hollywood, especialmente a los que tenían una edad superior a la suya, que eran su debilidad....Gary Cooper afirmaba de su compañera de reparto en ‘Solo ante el peligro’:

-" Da la impresión de que se va a comportar con un hombre como un témpano de hielo hasta que le bajas las bragas, entonces es un volcán en erupción "-.

 

 

ENTREGADA A LAS ORDENES DEL MAESTRO EN LA VENTANA INDISCRETA.

 

 

Sus once películas, unas más comerciales que otras pero todas memorables, le hicieron un hueco en el olimpo de Hollywood. Contra todo pronóstico, se hizo incluso con un Oscar por su interpretación en ‘La angustia de vivir’, en la edición de 1995, a pesar de que la favorita como triunfadora era nada menos que Judy Garland. Tras dos interpretaciones más, ‘El cisne’ y ‘Alta sociedad’, ambas premonitorias, Grace decide abandonar su carrera artística. Un año después, el 18 de abril de 1956, miss Kelly pasa a ser Grace de Mónaco. Atrás queda su vida sentimental. Su propia madre, antes del enlace, había cometido el desliz de enumerar su largo listado de sus amantes. Sus biógrafos recuerdan especialmente al diseñador de moda Oleg Cassini, su primer gran amor reconocido públicamente, en 1955, y que fue rechazado tajantemente por sus padres. Grace con su belleza que ocultaba una insaciable sexualidad había encontrado por fin a su príncipe en la vieja Europa. Era un matrimonio de película. Pero con el paso de los años, diversas biografías han desvelado inevitablemente hechos que refutan la presunta perfección del cuento. Así, se ha publicado que Grace describió textualmente su boda como ‘el carnaval del siglo’, y una auténtica pesadilla.

 

Se ha escrito que la princesa fué muy infeliz en sus últimos años, bebía grandes cantidades de alcohol y se preocupaba mas de si misma, viajando constantemente a Paris para reunirse con sus amigos, dejando de lado la educación de sus hijos.... Pero para todos aquellos que amamos el cine, Grace siempre permanecerá en nuestra memoria selectiva como la belleza exaltada por Hitchcock, una imagen que aún se admira, y sus películas difíciles de olvidar. Pocas mujeres viven tanto en tan poco tiempo. Hace poco repasábamos la carrera de Grace Kelly, quien con tan sólo 25 años tenía un Oscar en su salón y era una de las mujeres más admiradas de Hollywood. Consiguió, además, convertirse en la musa de Hitchcock, uno de los hombres más imposibles de la época y el gran director que mejor aireó el estilo Kelly por las pantallas de todos los cines del mundo. Si hay algo por lo que siempre será recordada eternamente, además de Princesa de Mónaco, fue convertirse en la inspiración de uno de los directores con más talento que ha dado el Séptimo Arte. Alfred Hitchcock estaba totalmente enamorado de ella, de su belleza y la sutileza de la actriz, a quien consideraba una encarnación perfecta para sus personajes femeninos: el volcán cubierto de nieve. Grace interpretó tres películas consecutivas con el maestro: Crimen Perfecto, La Ventana Indiscreta y Atrapa al Ladrón. En Crimen perfecto, Hitchcock le concedió el honor de convertirse en una de sus gélidas rubias y además le dio un protagonismo absoluto. Hitchcock se ocupó personalmente de la selección del vestuario, que no es nada casual y evoluciona desde el colorismo al inicio hasta tonos oscuros cuando se aproxima el final de la historia. Su última película se estrenó en 1956, fue Alta Sociedad de Charles Walters, comedia musical con la que se despidió para siempre del mundo del cine... Uno de los requisitos que le pidieron a Grace Kelly para convertirse en princesa fue abandonar para siempre el cine y en un principio no opuso resistencia, pero fue tentada en 1962 y de nuevo por Hitchcock: el maestro quería el regreso triunfal de su musa y le propuso interpretar el papel principal en "Marnie", diciendo que aquel papel sería “el mejor de su vida”. Se cuenta que el Príncipe Rainiero le dio permiso para grabar pero, tras leer el guión, la obligó a rechazar la oferta, no le parecía correcto que la princesa Grace interpretase a una cleptómana frígida y con problemas mentales.

Algunos biógrafos de la actriz cuentan que su matrimonio no fue tan dulce como parecía: que Rainiero tenía amantes y el precio que tuvo que pagar Grace Kelly para ser princesa fue demasiado alto en comparación a lo que su vida conyugal le ofrecía. Grace, se veía ahora convertida en la "esposa de"...., había dejado su mayor pasión por un matrimonio que no le hacía feliz....Cuentan que tuvo aventuras con Sinatra y David Niven. De todos es sabido la enorme clase, el glamour y la distinción de esta actriz, que aunque no llegase a la talla de Bette Davis, supo darle a sus papeles, sobre todo en La ventana indiscreta, ese aire que el maestro del suspense buscaba. No pasará a los anales del cine, pero al menos nos dejó unas comedias deliciosas, como por ejemplo Alta Sociedad. Grace Kelly es una mujer que vivió dos vidas: la de estrella y Princesa de Mónaco, en ambos momentos muchas sombras nublaron su vida, son las sombras de alguien que con su sola mirada, alcanzaba su objetivo hacia los hombres....y eso amigos míos, no todas las mujeres pueden vanagloriarse de ello.

 

Pese a las especulaciones sobre el matrimonio entre ella y Rainiero, se dijo que el Príncipe jamás pudo superar la pérdida de su esposa.

 

           

            El accidente cerebro vascular que desencadenó la muerte de Grace , le ocurrió antes de que el vehículo volcara, y debido a esto , ella perdió el control de su auto. Estefanía tuvo que intentar obligadamente frenar o controlarlo, lo que fué en vano ,ya que, el camino contenía muchas curvas y era muy estrecho. Este testimonio es el que la familia contó de forma intima a su entorno mas cercano.

 

!! PERO SU AUTOPSIA NUNCA SE LE REALIZÓ !!

MAS SOMBRAS......